jueves, 30 de septiembre de 2010

El goulash de mi abuela

Como he mencionado en otras ocasiones la cocina en mi familia es un tema importante, por supuesto que esto incluye a mi abuela, que aunque hoy ya no tengo la dicha de tenerla cerca, si tengo la suerte de haber aprendido muchas cosas de ella y este platillo no es la excepción.

Durante mucho tiempo fui a comer a su casa una vez por semana,, porque aparte de visitarla era una buena oportunidad de comer lo que ella preparaba con su sazón tan particular, lo cual era todo un gusto. Además de que no puedo negar que me consentía pues muy seguido cocinaba cosas que sabía que me gustaban, como el guiso que hoy he preparado siguiendo todas las recomendaciones que en algún momento me hizo.

El goulash, es un platillo que me encanta, la combinación de la paprika, la carne, el pimiento y en este caso la zanahoria, hacen que tenga tanto un color como un sabor armonioso. A pesar de que el pimiento predomina por encima de los aromas de los demás ingredientes, cuando uno prueba el guiso no sucede igual, pues todos los sabores se compenetran haciendo de este, un platillo fenomenal.

Según me he informado, este es un plato que nació en Hungría y en sus orígenes estaba compuesto sólo de carne de res, manteca, cebollas y pimiento; sin embargo con el paso del tiempo y con la internacionalización de este guiso, se ha modificado agregando distintos ingredientes como papas, páprika, tocino y en el caso de mi cocina zanahorias. Además de esto, con el paso del tiempo se ha ido modificando no sólo su composición, sino su consistencia, pues originalmente era una sopa y hoy en día también se le sirve como un estofado, es decir, de consistencia más espesa, como hoy se los presento.

Así que les dejo con mucho cariño la receta de mi abuela, que espero que les guste.

Goulash

(Para 3-4 personas)

1/2 kg de carne de res para cocido en trozos
2 pimientos verdes o rojos
4 zanahorias cortadas en rodajas gruesas
1 cucharada de harina de trigo
Paprika, pimentón o ají de color
Sal y pimienta al gusto




Preparación

Se pone a calentar una olla con un poco de aceite. Cuando está bien caliente se agregan el pimiento y las zanahorias y se dejan cocer unos cinco minutos. Pasado este tiempo se agrega la carne y se deja cocinar hasta que esté sellada moviendo constantemente para que se cocine pareja.


Una vez que la carne está bien sellada, se espolvorea el harina sobre los ingredientes y se revuelve muy bien. La mezcla se hará un poco pegajosa pero es normal por el harina. Se agrega la paprika, tanta como deseen.




 Se le pone agua cubriendo sólo hasta la mitad los ingredientes si es que se quiere como estofado, si se quiere como sopa entonces suprimimos el harina y le agregamos agua hasta cubrir los ingredientes.

Por último agregamos sal y pimienta al gusto.

El tiempo de cocción varía dependiendo que tipo de olla utilicemos, si es una olla express tardará 30 minutos, si es en una olla normal tardará alrededor de 1 hora u hora y media dependiendo de la frescura de la carne. También se puede utilizar una olla de cocción lenta con lo cual se incrementa el sabor de los ingredientes, pero tomará alrededor de 4 a 6 horas en cocinarse dependiendo de el nivel al que enciendan su olla. Esta última la recomiendo mucho, pues de verdad los caldos y estofados toman otro sabor al cocerse de forma lenta.

Bien, pues como verán es un platillo muy sencillo y está listo en muy poco tiempo. Definitivamente está en mi lista de favoritos. Se acompaña con un delicioso puré de papa, ¡¡¡Mmmmmmm que rico!!!

  
¡¡¡Buen provecho!!!
Print Friendly and PDF

9 comentarios:

  1. Un plato de carne exquisito y seguro que esta receta es estupenda. Generalmente las recetas de las abuelas son de lo mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Amparo, ojalá que la prepares y te guste.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Te quedaron unas fotos preciosas, y la receta siempre me ha gustado mucho!.
    Con el invierno apetecen estos platillos!

    ResponderEliminar
  4. Ximena aqui tu compañera de silla de la sala de profes del tec, se ve buenisima la receta y me parece la haré este fin que regresan mis padres de Rusia ja. Oye y te pongo la direccion de mi blog por si te quieres enterar de mis aventuras planeando mi boda je, y de otras cosillas que luego subo.
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Juana, como siempre gracias por tus comentarios. Es cierto,estas recetas se antojan con el frío. Besos

    Denise, si hazla y me cuentas como te quedó y si le gustó a tus papás. Olvidaste el link para que me de una vuelta por tu blog. Nos vemos mañana, besos

    ResponderEliminar
  6. Entrañable como siempre. Seguramente lo prepararé para que mi maridín y mi pequeño despidan el frío en estas latitudes. Y yo voy a ir por más y te voy a pedir más platos sin carne. Alimenta mi espíritu y mi panzota Chinitos! Besos!

    ResponderEliminar
  7. Anita, que bueno que me escribes, me encanta saber de ti. Claro!!! mis próximas publicaciones son sin carne, una pasta y un par de ensaladas, te las dedico. Muchos besos para ti, Ale, Tiago y Ema.

    ResponderEliminar
  8. Qué rico! Con tu permiso me llevo esta preciada receta. Pronto la haré y te diré qué tal. Saludos!!!

    ResponderEliminar